Info

Online desde 2002

Archive for

He estado unos días en el norte con Patricia desconectado de todo, sobre todo de la red. Al llegar he estado rediseñando la web, un comentario sobre lo invisible para quienes no la hayan visto antes. Paciencia. De esta invisibilidad está construida nuestras vidas. Cuando llegas y te sientas en el sillón la película está ya empezada hace rato, y muchas veces, ni siquiera te la explican.

Y como no puede haber día sin sugerencia, no dejen de oír a Jordi Savall.

Siempre trato de escribir lo más neutramente que puedo. Lo hago por principios. El español tiene muchas variantes, y creo que actuando de esta forma contribuyo a eso que me parece tan maravilloso, el hecho de que tantos millones de habitantes, de sitios tan distintos, nos podamos comprender sin problemas.

Sin embargo cuando hablo utilizo el dialecto canario. Hay determinados sentimientos que sólo podemos expresar en esas palabras que aprendemos cuando somos muy pequeños y que ya nunca se nos borran del corazón. ¡Chacho no seas guanajo!

Eso es lo que puedes encontrar (sobre todo en inglés y para leer en el Palm o en otros dispositivos portátiles) en manybooks. Una web con un diseño muy sobrio y el añadido de que puedes encontrar unos cuantos libros en castellano, pocos, eso sí, pero algunos muy interesantes.

Enciclopedia online de símbolos gráficos.

“SYMBOLS.com contains more than 2,500 Western signs, arranged into 54 groups according to their graphic characteristics. In 1,600 articles their histories, uses, and meanings are thoroughly discussed. The signs range from ideograms carved in mammoth teeth by Cro-Magnon men, to hobo signs and subway graffiti”.

Muchos vivimos en eterna oposición a una realidad que nos parece vacua e intrascendente. Teniendo en cuenta el pequeño instante que nos ha sido concedido, dilapidamos en esta lucha contra nosotros mismos demasiada energía. Nuestra esperanza, (la de los inconformes), es la esperanza de las hojas de los pinos, que apenas se oyen por separado cuando las mueve el viento, pero producen un estruendo cuando son bosque.

Reproduzco la hermosa cita de Marianne Moore con la que el director del Instituto Cervantes, Cesar Antonio Molina finaliza un artículo publicado hoy en El País.

“¿Debe un hombre ser bueno para escribir buenos poemas? Los villanos en Shakespeare no son analfabetos ¿o sí? Pero yo diría que se puede inferir la rectitud por cómo algo suena. Y un hombre sin integridad probablemente no escriba la clase de libro que yo leo”.

Muy sugerente el dinámico índice de eye (the international review of graphic design), cada vez que entras en la web aparece un listado de conceptos, si pulsas sobre cualquiera de ellos comienzan a reordenarse, y luego los resaltados en negrita señalan el número del magazine en el que se ha hablado de ese tema.

Estoy pensando añadir una sección dedicada a enlaces permanentes, uno de los links que incluiré y que no puedo dejar de recomendar es w3art, un weblog muy activo, con información de calidad sobre el panorama artístico del estado español.

Una maravillosa e inesperada anotación sobre mi tierra, que acabo de leer en una revista de videocámaras inglesa a propósito de las características de un modelo:

Perhaps what is more annoying is the lack of dials and controls, and the reliance on an onscreen menu to select particular modes and features. This might seem an unnecessary criticism, but consider for a minute the annoyance of not being able to film your drunken mate as he wanders around Tenerife because you´re too busy scrolling through the menu options trying to find the appropiate Program AE and you begin to see the problem.

Las cursivas son mías, el resto, tópicos sobre el subtrópico.

Me critico a mí mismo. No me gusta el título de esa serie de fotos que hoy he propuesto, (y que yo no le pusiera el nombre no me libra de haberla recomendado). Creo que es un poco peligroso simplificar tanto las cosas. La serie se tendría que haber llamado “inmigrantes de Pakistán, Marruecos y Bangladesh de clase media baja que viven en el raval y practican el Islam”, y no es una tontería. Me imagino que a los habitantes de las ciudades alemanas a las que fueron a trabajar algunos españoles, hace ya casi medio siglo, las ropas y las costumbres de los recien llegados les resultarían peculiares. Pero dudo que algún fotógrafo haya publicado nunca una serie con un nombre como “católicos en Colonia” para referirse a ellos. No sé lo que nos pasa con el Islam, pero parece que se nos está nublando el juicio.

Para comprender el presente nada mejor que mirar de vez en cuando al pasado. Muy interesante la propuesta del Migration Museum alemán, “Dos, Tres Años en Alemania…”.

Si tu ciudad no tiene museo de arte contemporáneo, quéjate, porque ya todas tienen, y a estas alturas resulta impensable una ciudad sin ese espacio en blanco. Dentro de unos años, podrás coger un avión con cualquier destino, aterrizar, subirte a un taxi y decirle: ¡Al museo de arte contemporáneo, por favor! El conductor te mirará a través del espejo durante unos instantes y luego desplazará tu liviano cuerpo hacia el encuentro con la luz. Todo es moda, el arte también, claro.

Istanbul Modern, así directamente en inglés, se llama el recien estrenado museo de arte contemporáneo de Estambul.
(La capital económica de turquía sorprende por su variedad, y creo no repetir un tópico, he visto allí la coexistencia de las librerías más elegantes y las galerías más exquisitas, con zonas tremendamente empobrecidas y ese insoportable machismo que obliga a demasiadas mujeres a seguir atrapadas en un burka).

La curadora jefe de este museo, es Rosa Martínez, una soriana que vive en Barcelona. Uno de esos detalles, que sin saber a ciencia cierta porqué, me llenan de esperanza.

Cuando todo se derrumba a mi alrededor sueño con el desierto. Hay momentos en los que sólo me sostiene la belleza.
Hoy es uno de esos días en los que todo se ralentiza y disfruto de cada sorbo de vida. No dejo de oír a James Yorkston and the Athletes, y cada cierto tiempo cierro los ojos y me instalo en medio de alguno de esos cuadros que Edward Hopper pintó para que soñáramos con una vida mejor.
Unos amigos tienen una casa junto al mar. Sueño que atardece y estoy allí, solo, escuchando este disco que ahora suena en mi buhardilla del raval. La vida merece la pena, y la pena merece ser vivida con entereza.