Info

Online desde 2002

Archive for

Future of Web Design - FOWD - London

Estoy enfermo, metido en la cama, y no debería estar escribiendo… pero bueno, la conveniencia, muchas veces, es mala consejera.

Me acaba de llegar un email recordándome que en tres semanas es el FOWD en Londres. Voy a ir.

The european web design event of 2007!
Join world-leading web designers in london for one day of inspiration, advice and best practice. If you’re serious about web design, you can’t afford to miss it!

Otra cosa no, pero vender, venden bien.

Prometo fotos y una crónica con sabor.

Tomy & Axe

Me quedé impresionado en el supermercado con la descripción… y me lo compré, a ver si tenía propiedades mágicas… nunca se sabe.

AXE Thai Massage Relajante, con aceite de Tigergrass y sales del Mar de Bali. El masaje que necesitan tus músculos para librarse de la tensión y prepararse para la acción. Para un resultado óptimo, que alguién te eche una mano. O dos.

Aprobado (sic) dermatológicamente.

Por si alguien anda un poco despistado… esto va de un gel de ducha, no piensen cosas raras.

pelluz - twitter

No sé si lo hago por investigar (al fin y al cabo trabajo en esto), o si me he lanzado simplemente porque soy un friqui.

Ya estoy en Twitter.

Sinceramente, creo que tiene mucho de enfermizo además de que es una estupidez (en muchos aspectos). Sin embargo, intuyo que va a crecer mucho y tenemos que estar atentos a los diferentes usos que se le va a dar.

Hablamos de privacidad.

Muy recomendable en este momento la lectura del artículo de Tim O’Reilly:

Changing Attitudes Towards Privacy

Por ahí va la cosa.

Stefan Sagmeister, nacido en Austria en 1962, es un exitoso diseñador gráfico y tipógrafo. Actualmente vive y trabaja en Nueva York donde tiene su propio estudio.

Hasta aquí una historia entre convencional y aburrida. Lo que me ha resultado interesante de Sagmeister no es lo que hace (reconozco que además, no he visto mucho) sino su manera de pensar, las cosas que dice…

Complaining is silly. Either act or forget.
Thinking life will be better in the future is stupid. I have to live now.
Being not truthful works against me.
Helping other people helps me.
Organizing a charity group is surprisingly easy.
Everything I do always comes back to me.
Drugs feel great in the beginning and become a drag later on.
Over time I get used to everything and start taking it for granted.
Money does not make me happy.
Traveling alone is helpful for a new perspective on life.
Assuming is stifling.
Keeping a diary supports my personal development.
Trying to look good limits my life.
Worrying solves nothing.
Material luxuries are best enjoyed in small doses.
Having guts always works out for me.

Stefan Sagmeister’s list: Things I have learned in my life so far. (AIGA Design Conference 2005)

How Good is Good? (Una conferencia que dictó en la AIGA National Conference en Washington en marzo de 2002)

The more sophisticated a society and its economy becomes, the easier it is for its citizens to do what they need to do.

In Lima, Peru, to legally establish a one-person garment workshop takes 289 days of bureaucratic toil, costing $1,231, 31 times the monthly minimum wage. In the Philippines, purchasing land can involve up to 168 steps, interacting with 53 public and private agencies, and take from 13 to 25 years. In Egypt, buying land can involve more than 77 procedures at 31 public and private agencies, and can take from 5 to 14 years. In Haiti, to buy land you need to jump over 111 bureaucratic hurdles, and wait for at least 12 years.

These countries have usability problems! And they are just a few examples from Hernando De Soto’s groundbreaking book, The Mystery of Capital.

(Vía Gerry McGovern)

Encuesta Loquo
No me gusta nada el estilo de estos copys que acabo de leer en una encuesta de Loquo.

De hecho, cuando llegué a la pregunta número 7 dejé de hacerla. Qué horror… no me disgusta la idea de vivir con alguien como Angelina Jolie, la única de esa lista que creo que valoraría… (y piensen lo que quieran…), pero, aparte de esto… ¿a quién se lo ocurrió esta encuesta tan casposoide?

At least a third of British workers claim to be bored at work for most of the day and it’s affecting jobs you would never expect (…)

Boredom is a protest when the job doesn’t seem part of who you feel are,” says Rob Briner, professor of organisational psychology (…) “You feel negative about the organisation and lack job satisfaction. It is a risk when you are not being told what your job means.”

Joanna Hopkins (…) is typical of the highly qualified creative worker whose aparently “exciting” position as marketing manager for a large communications firm turned out to be mind-numbingly dull. (…) “I worked long, tedious days filled with meetings –then meetings about meetings. I often wasn’t sure why I was there or what I was supposed to contribute.” [she says].

“We (…) interact more through faceless technology, and workplaces are becoming increansingly automated. Many jobs that in the past were skilled are now achieved with the press of a few buttons. A highgly trained pilot now spends most of the flight sitting back while the autopilot takes over”.

Dulling down – The Guardian, 24 de febrero de 2007

Esto último lo comentaba Sandi Mann, el autor de un estudio recién publicado por la University of Central Lancashire sobre el aburrimiento en el trabajo. Leí el artículo que lo comentaba hace unas semanas. No quería dejar de publicar algún extracto.

Lo cierto, es que yo por ahora no me aburro en el trabajo, pero sé que muchísimos profesionales con grandes cargos (y que conozco de primera mano) si lo hacen.

La locura de siempre, unos se desesperan por encontrar trabajo, y otros, que trabajan, simplemente se aburren.

Cito a continuación parte de un artículo sobre arquitectura que he leído este fin de semana y me ha dejado fascinado.

En cierta forma viene a ser una aplicación de la filosofía citada en el post anterior.

El futuro será minimal, sofísticadamente sencillo y sostenible… o creo, que no será.

Me encanta, por cierto, la referencia a Bartleby.

(…) la invasión “sostenible” como quintaesencia de la arquitectura ha inundado ya el lenguaje cotidiano y no hay concejal de urbanismo que no demande ya una irreprochable sostenibilidad (…)

(…) el problema surge al comprobar en qué vienen quedando las grandes palabras y sus buenas intenciones (…)

(…) sólo si hay una verdadera belleza escondida entre tanta retórica será posible que la sostenibilidad signifique algo y esté aquí para quedarse (…)

De momento una idea ha calado hondo en los primeros debates entre los expertos. La idea de que Bartleby, el personaje creado por Melville, y su famoso “preferíria no hacerlo” es quien mejor expresa la dimensión estética de la sostenibilidad cuestionando la necesidad misma de toda acción (…)

(…) hay ejemplos como el del estudio Lacaton&Vassal (…) Formados en África –donde ecología y economía significan supervivencia– decidieron que “preferirían no hacerlo” ante el encargo de remodelar la plaza de León Aucoc de Burdeos (1996), agradable para sus usuarios y suficientemente urbanizada, dedicando parte del presupuesto a renovar su gravilla, reparar sus bancos, sustituir algún bordillo –¿Por qué hay que hacer algo espectacular, qué culpa tienen los ciudadanos?–

Iñaki Abalos
Bartleby, el arquitecto
Babelia – El País, 10 de marzo de 2007

Simplicity is the Ultimate Sophistication.

As Saint Exupery said, “A designer knows he has achieved perfection not when there is nothing left to add, but when there is nothing left to take away.” Simplicity is treading a line: knowing what to keep and what to throw away…it comes across as magic when it works, because none of the complexity is transferred to users…only simplicity. That is the highest achievement for a designer.

(Vía Bokardo – Social Web Design)

Google Inc. Chief Executive Eric Schmidt said Monday that Google and Apple Inc. are working together on “many more” new projects, which he did not identify. Schmidt made his comments at a technology conference in San Francisco. Schmidt was addressing a question concerning rumors that Apple and Google were working on a tablet-style personal computer. Without commenting specifically on the rumor, Schmidt said Google and Apple are “doing more and more things together. We have similar goals, similar competitors.” Already, Google’s search features are to be standard on the iPhone, a cell phone Apple plans to release soon. Schmidt is also on Apple’s board of directors.

(Vía MarketWatch)

Leí esta mañana la noticia en faq-mac.

Es curioso, por una parte tenemos a usuarios de mac, que muchas veces son también googlelianos que desarrollan aplicaciones webs sobre maquinas que corren en linux (esto lo dijo hace poco alguien pero no recuerdo quién).

Y por otro lado los muchachos del Vista y compañía.

No es exactamente, ni siempre, así… hay mucha mezcla… afortunadamente… pero parecen dos bandos… indios y vaqueros, policias y ladrones… tiene su parte cómica.
¿Y tú, de qué bando eres?

¿Es todo esto una paranoia del señor Pelluz metido a comentarista deportivo?

Estaba en el avión leyendo a Yu Ta-Fu plácidamente…

Esta exacta impresión de decandencia que surge de todos los rincones de la ciudad lo induce a uno a establecerse allí con calma.

Y de repente una de las azafatas me quería echar del vuelo, simplemente porque me rei de ella… en fin, que no se metan conmigo.

Explico la situación, quizás a alguien pueda resultarle útil… o interesante (venga, reconócelo, te gustan las telenovelas y los programas de cotilleo;).

Estos de Ryanair deben haber tenido algún problema legal, porque ahora, el rollo que se tiran las azafatas sobre medidas de seguridad (el numerito del chaleco, la mascarilla y las salidas de emergencia), es de obligada audición/atención (yo creo que como sigan en esta línea terminarán haciendo un examen… y yo suspenderé, siempre suspendo los exámenes…).

En fin, que allí estaba yo, en plan chico cool que viaja a Londres, con mis cuentitos chinos (literalmente, con un librito que encontré en una librería de segunda mano) tratando de ahuyentarme de ese rollo teatrero que ya me sé de memoria… y entonces llegó ella… flaca, rubia teñida… se puso a mi lado y me dijo… Pay attention! Please… Thanks… y yo le respondí… You’re Welcome… jijiji, como se pueden imaginar, con cara de… mira mi niña, te tranquilizas… y vaya que se tranquilizó… paró el teatrito de sus otras compañeras, se hizo el silencio, y me dijo que a la próxima me bajaba del avión… con esto de que ya estábamos casi despegando me dio la tentación de montarla al rato, a ver que hacía… aunque luego me corté… en parte por educación (papá, mamá, sientan orgullo cuando lean este párrafo) y en parte porque un amigo me ha dicho que siempre llevan algún paracaidas a bordo… y tampoco es cuestión… que ésta era capaz de ponerme uno y sacarme del avión a patadas…

El glamour de los viajes de fin de semana…

Bebiéndome una cerveza tibia por la módica cantidad de 5 euros, mientras escucho First Day of My life de Bright Eyes.

Dias sin escribir en el blog, y el latido de la conciencia me lo recuerda donde más duele. Esta inactividad cibernética me produce una clara sensación de improductividad.

Creo que mi padre diría… ¡tremenda tontería!… y una vez más, tendría razón.

El blog es eso que me pasa mientras no hago otras cosas… si hay exposiciones, amigos, conciertos, viajes, si hay amor… quién quiere blog, quién tiene tiempo… pero no, (tranquilo amigo lector), no me vale la respuesta…

El blog es escritura, un diálogo contigo mismo (y quizás, con suerte, con algunos cuantos amigos… Ivan, Tatel, Marc, Juando, Toni… en mi caso).

Aunque, en rigor, el blog no es nada, no es contenido, es forma. Pero déjenme que hoy, que estoy cansado, que escribo esto en el autobus hacia el aeropuerto de Girona… déjenme digo, retorcer con amor el término.

Oigo un relato de un viaje, y el viajero no quiere sacarle partido, nadie lo entiende… ¡vende las fotos!, ¡envía la crónica a una revista!, ¡publica un libro!… esto le dicen. El viajero deja que los demás le aconsejen y sonríe…

El que escribe un blog es como ese viajero.

Lo que vale la pena del viaje es el viaje, ese ir y venir sin oficio ni beneficio, ese enfrentarnos a lo que somos, en una carretera hacia Varanasi, o en la cola de una cafetería en Williamsburg.

Lo que vale la pena del blog es lo que aprendes de ti mismo, de tus miedos, de tus incapacidades, de tu inconstancia.

Lo demás, ya ni me apetece intentarlo.

Termino la anotación en el aeropuerto. Le he preguntado a la señora de la limpieza donde enchufar el portatil y aquí estoy, haciéndole publicidad gratis al señor Jobs.

Me gustaría dedicarle estas líneas (“estas líneas” –¡Pero qué cursi!–) a mis lectores y a la señora que me dijo donde estaba el enchufe. Se lo pregunté cuando paso detrás de mí, me dijo que no sabía (era marroquí, tenía un acento precioso)… pero a los dos minutos volvió y me indicó dónde estaba… pura gratitud… una de esas cosas que no cuestan nada y que hacen del mundo un lugar maravilloso.

Escucho… Mr. Blue Sky (Electric Light Orchestra).