Info

Online desde 2002

Archive for

Whatever be the qualifications of your tutors, your improvement must chiefly depend on yourselves. They cannot think or labor for you, they can only put you in the best way of thinking and laboring for yourselves. If therefore you get knowledge you must acquire it by your own industry. You must form all conclusions and all maxims for yourselves, from premises and data collected and considered by yourself. And it is the great object of [our educational institutions] to remove every bias the mind may be under, and to give the greatest scope for true freedom of thinking.

Joseph Priestly, Dedication of New College, London, 1794.

Leído en Personal MBA Manifesto

Salía de un bar en el raval y tenía que volver a casa, me acerqué a una estación de bicing, pasé mi tarjeta, recogí la bicicleta que me correspondía y me fui pedaleando.

Tenía la dirección ligeramente suelta y el freno delantero no estaba bien ajustado. No pude aparcarla en la estación más cercana a mi edificio porque estaba llena, pero tras consultar en el iPhone cual era la más cercana di marcha atras dos calles y conseguí dejarla.

Cuando llegué a Barcelona no había Bicing, y yo, para variar, me compré una bicicleta pegable bastante cara. Me encanta, la sigo teniendo y sigue funcionando perfectamente. Ahora me doy cuenta de que podría pagar más de 20 años de bicing con lo que me costó.

No voy a proponer que colectivicemos los medios de producción, pero este cálculo tan sencillo y la experiencia de haber vuelto a casa sin ningún problema con una bicicleta que no era mía me ha dado para pensar un rato.

A 2007 study buy the University of California, Davis and US Forest Service concluded that for every $1 spent on trees by New York City, it receives $5.60 in benefits -including the trees’ impact on property values, their CO2 absorption and how much their shade helps reduce energy consumption.

Un estudio de 2007 de la Universidad de Davis en California y el Servicio Forestal de Estados Unidos demostró que la ciudad de Nueva York recibía 5,60 dolares de beneficio por cada dolar invertido en árboles. Estos beneficios incluían la influencia de los arboles en el valor de las propiedades inmobiliarias, su absorción de CO2 y todo lo que la sombra que proporcionan contribuye a ahorrar energia.

Acabo de encontrar este texto en Seed Magazine y me he acordado de todos los emails que he recibido durante estos años de diferentes iniciativas ciudadanas para que no talaran árboles con la excusa de una obra.

No estoy en contra del progreso ni de la transformación del espacio urbano, pero creo que tendríamos que oponernos con más vehemencia a que toquen los pocos árboles que tenemos en las ciudades.